Detecta ASF 13 mil millones mal ejercidos por Cabeza de Vaca; financia su campaña

Detecta ASF 13 mil millones mal ejercidos por Cabeza de Vaca; financia su campaña


Los recursos detectados por la ASF habrían financiado las campañas de Cabeza de Vaca para ser candidato presidencial para 2024

| SIN EMBARGO | Desde Emmanuel Ameth Noticias
Detecta ASF 13 mil millones mal ejercidos por Cabeza de Vaca; financia su campaña

Política

Julio 25, 2022 02:27 hrs.
Política Estados › México Tamaulipas
SIN EMBARGO › Emmanuel Ameth Noticias

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) dio a conocer que detectaron 13 mil 467 millones 901 mil 209 pesos mal ejercidos de 2017 a 2020 en el gobierno de Tamaulipas encabezado por el panista Francisco Javier García Cabeza de Vaca, de los cuales financian su campaña.

Los recursos detectados por la ASF habrían financiado las campañas de Cabeza de Vaca para ser candidato presidencial para 2024, el cual construye un entramado político y jurídico con incondicionales de Felipe Calderón que ha hecho del estado una fuente de millonarios contratos y sueldos.

En cuatro años el Gobierno de Tamaulipas compró medicamentos a sobreprecio, contrató a gente que trabajó en puestos inexistentes, pagó el sueldo de 40 trabajadores fallecidos, pagó por libros de texto que no fueron entregados, otorgó gratificaciones salariales por encima de lo establecido y con el dinero destinado a la educación pagó actividades que nada tenían que ver con esos fines.

En 2017, su primer año de Gobierno, las inconsistencias fueron por mil 219 millones 088 mil 945 pesos encontrando cerca de 59 irregularidades. En 2018 fueron 9 mil 758 millones 424 mil 325 pesos detectados sin aclarar a qué fueron destinados. En 2019 fueron mil 546 millones 807 mil 889 pesos y en 2020, último año de revisión, la cantidad ascendió a 943 millones 580 mil 050 pesos.





Para su proyecto presidencial, que reiteró el 18 de junio ante colaboradores —“no me interesa ser Embajador, voy al 2024”—, García Cabeza de Vaca reclutó al grupo íntimo de Calderón: Roberto Gil Zuarth, secretario particular y Subsecretario; Salvador Vega Casillas, Secretario de la Función Pública; Jorge Manzanera Quintana, estratega electoral; Maximiliano Cortázar, operador de medios, y hasta Manuel Minjares Jiménez, su contador, todos con millonarios ingresos del erario de Tamaulipas.

Accuracy Legal and Consulting, SC es el despacho que defiende a García Cabeza de Vaca y cuyos socios son, entre otros, Gil Zuarth, Vega Casillas y Jorge Luis Lavalle Maury, sus compañeros senadores del Partido Acción Nacional (PAN) y antes en el Gobierno de Calderón, en el que el actual Gobernador fue director de la Comisión para la Regularización de la Tenencia de la Tierra (Corett).

Si bien los honorarios al despacho los mantienen ocultos, Sin Embargo dio a conocer que García Cabeza de Vaca le asignó a la empresa Estrategob, S.C. propiedad de Vega Casillas, un contrato por 26 millones 500 mil pesos, sin licitación y por sólo cuatro meses, de julio a octubre de 2019, por servicios de consultoría y asesoría jurídica sobre el ejercicio del presupuesto estatal.

A ese se sumó otro contrato que le otorgó, también de manera directa García Cabeza de Vaca en este año de 2022: Fue por un millón 305 mil pesos por asesoría en la contrataciones públicas de la Secretaría de Desarrollo Económico.

Por su parte, la empresa Águilas Huilango, S.A. de C.V., propiedad del exsubsecretario Manuel Minjares Jiménez —contador personal de Calderón—, obtuvo en 2021 un contrato, por asignación directa, por un millón 300 mil pesos para la prestación de servicios profesionales para la revisión, análisis y validación de expedientes de contrataciones públicas del Instituto del Deporte de Tamaulipas.

De los recursos detectados por la ASF en 2017 fueron del pago a 996 trabajadores que estuvieron adscritos al Hospital General de Matamoros Alfredo Pumarejo, al Hospital General Tampico Dr. Carlos Canseco y al Hospital General Altamira Dr. Rodolfo Torre Cantú, pero que nunca se les encontró. La totalidad de sus sueldos fue por 334 millones 415 mil 712 pesos.

Otros 121 millones 102 mil 828 pesos se gastaron casi de la misma manera. Este monto fue para salarios de 407 trabajadores de los cuales, los responsables de los establecimientos de Salud no validaron su existencia.

También con los Recursos Federales Transferidos a través del Acuerdo de Coordinación Celebrado entre la Secretaría de Salud y la Entidad Federativa, el Gobierno estatal pagó 33 millones 435 mil 491 pesos a 574 trabajadores fantasma; 7 millones 870 mil 984 pesos a 92 trabajadores que tampoco fueron localizados y 507 mil 361 pesos para el pago de sueldo de 8 trabajadores, los cuales sólo se presentan a firmar sus comprobantes de pago.

De los Recursos del Fondo de Infraestructura Social para las Entidades, Tamaulipas generó 105 millones 330 mil 312 pesos de rendimientos financieros; ese dinero, que también está contemplado para usarse en obra pública, no se usó ni tampoco se reintegró a la Tesofe.

De las Participaciones Federales a Entidades Federativas, el Gobierno estatal no logró demostrar en qué usó 217 millones 210 mil 455 pesos y además, se encontró que decidieron utilizar 24 millones 449 mil pesos por realizar “pagos en exceso” en gratificaciones salariales que estuvieron por encima de lo máximo autorizado.

Otra anomalía que sobresale del primer año de García Cabeza de Vaca es el pago de 13 millones 780 mil 813 pesos por mil 875 bienes tácticos, es decir, equipamiento de seguridad como botas tácticas, chalecos tácticos, chalecos y cascos balísticos, que no se localizaron y que se presume nunca fue entregado.

Para 2018, año electoral, fueron un total de 46 anomalías por 9 mil 758 millones de pesos y el dinero más afectado fue el de las Participaciones Federales a Entidades Federativas, ya que 8 mil 777 millones 194 mil 908 pesos se marcaron como posible daño al erario porque las autoridades no presentaron información de sus contratistas como la razón social, RFC y cuenta bancaria, lo que no permitió que se verificaran los contratos celebrados por la Secretaría de Finanzas del estado de Tamaulipas.

Otros 600 millones 904 mil 155 pesos fueron por obra pública de la que no se pudo acreditar la entrega-recepción de los bienes y servicios contratados, mientras que 42 millones 504 mil 027 pesos fue por obra pagada que no se entregó.

En lo que respecta a 2019, la ASF detectó 15 anomalías por mil 546 millones 807 mil 889 pesos. De nueva cuenta fueron las Participaciones Federales a Entidades Federativas la partida más afectada: 693 millones 242 mil 954 pesos de 62 categorías que correspondieron a 7 mil 544 empleados que no tuvieron plazas autorizadas. 640 millones 885 mil 353 pesos de anomalías fue por sueldos que estaban por arriba de lo establecido y que la autoridad competente no pudo justificar. Además, 39 millones 975 mil 475 pesos derivaron de sueldos que se pagaron a trabajadores que estaban dados de baja o con permiso de licencia sin goce de sueldo.

De acuerdo con la ASF, el Gobierno de Tamaulipas no logró acreditar la razón por la que ciertos funcionarios gozaron de sueldos superiores a lo establecido. Únicamente las anomalías de dicho fondo sumaron mil 449 millones 342 mil 196 pesos.

Para 2020, el último año de fiscalización disponible en la Auditoría, se detectaron 27 inconsistencias por 943 millones 580 mil 050 pesos y fueron las Participaciones Federales a Entidades Federativas las más afectadas con 156 millones 248 pesos derivados de la falta de comprobación de un pago que se hizo a través de una transferencia bancaria de una bodega de la Secretaría del Bienestar. Álvaro Delgado Gómez | Daniela Barragán SIN EMBARGO

Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.


Éste sitio web usa cookies con fines publicitarios, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de uso de cookies.